26 de enero de 2016

LAS CORTES GENERALES (I)

Las Cortes Generales representan al pueblo español, ejercen, entre otras, la siguientes competencias: potestad legislativa, controlan la acción de Gobiernos, aprueban los Presupuestos Generales del Estado y las demás que les atribuye la Constitución.

Las Cortes están formadas por el Congreso de los Diputados (Cámara baja) y el Senado (Cámara alta o de representación territorial). Cada Cámara es elegida por cuatro años. El mandato de los parlamentarios termina cuatro años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara.

El Congreso está formado por entre 300 y 400 diputados, actualmente está formado por 350 diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, atendiendo a criterios de representación proporcional.

La circunscripción electoral es la provincia. Ceuta y Melilla tienen un Diputado cada una. La ley asigna una representación mínima inicial a cada provincia, y el resto de diputados en base a la población.

Las elecciones tendrán lugar entre los treinta días y sesenta días desde la terminación del mandato. El Congreso electo deberá ser convocado dentro de los veinticinco días siguientes a la celebración de las elecciones.

En el Senado, una parte de los senadores son elegidos por los votantes y otra por las Comunidades Autónomas. 
En cada provincia se elegirán cuatro senadores por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. En las islas mayores (Tenerife, Mallorca y Gran Canaria) se eligen tres senadores, y un senador en las islas menores o agrupación de islas. En las provincias insulares, cada isla o agrupación de islas con Cabildo o Consejo Insular constituirá una circunscripción a los efectos de elección de senadores.
En Ceuta y Melilla se elegirán dos senadores en cada una.
Por su parte, las Comunidades Autónomas elegirán un senador y otro más por cada millón de habitantes.

Nadie podrá ser al mismo tiempo diputado y senador, ni diputado y miembro de una Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma. Sin embargo, sí es posible ser senador y miembro de la Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma.
La condición de diputado y senador también es incompatible con la de: miembro del Tribunal Constitucional; miembro de las Juntas Electorales; Defensor del Pueblo; alto cargo de la Administración General del Estado que determine la ley (salvo los miembros del Gobierno, que podrán ostentar la condición de parlamentarios); Magistrados, Jueces y Fiscales en activo; militares profesionales y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Policía en activo.

Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo.
Gozarán de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones, tanto durante su mandato como posteriormente, incluyendo no solo sus manifestaciones, sino el sentido de sus votaciones..
Durante su mandato, también gozarán de inmunidad y no podrán ser detenidos, salvo caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva.
La responsabilidad penal de los diputados y senadores se ventilará en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.