13 de diciembre de 2016

EL DEFENSOR DEL PUEBLO

El Defensor del Pueblo se regula en el artículo 54 de la Constitución, en la Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril, del Defensor del Pueblo y en el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Defensor del Pueblo, aprobado por las Mesas del Congreso y del Senado, a propuesta del Defensor del Pueblo, en su reunión conjunta de 6 de abril de 1983

El Defensor del Pueblo es el alto comisionado de las Cortes Generales designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales. Desarrolla sus funciones de forma autónoma, sin estar sujeto a mandato imperativo o a las instrucción de cualquier autoridad.

Asimismo, ejercerá las funciones de Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, previstas en el Protocolo facultativo de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, hecho en Nueva York el 18 de diciembre de 2002, y dará cuenta de su actividad a las Cortes Generales y al Subcomité para la Prevención de la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas.

Es inviolable y no puede ser detenido salvo caso de flagrante delito. Su procesamiento y enjuiciamiento corresponde a la Sala de lo Penal de Tribunal Supremo.

Es elegido por las Cortes Generales para un periodo de cinco años.

La Comisión Mixta Congreso-Senado propone los candidatos a Defensor del Pueblo. Una vez propuesto, en plazo inferior a diez días se convoca el Pleno del Congreso, siendo elegido el que obtuviera una votación favorable de tres quintas partes del Congreso y posteriormente, en un plazo máximo de veinte días, fuese ratificado por la misma mayoría en el Senado.

De no llegarse a la mayoría necesaria se formularán nueva propuesta, conseguida la mayoría de tres quintos en el Congreso, bastará alcanzar la mayoría absoluta en el Senado.

Designado el Defensor del Pueblo se reunirá de nuevo la Comisión Mixta Congreso-Senado para otorgar su conformidad previa al nombramiento de los adjuntos que le sean propuestos por aquél

El Defensor del Pueblo estará auxiliado por dos Adjuntos, nombrados y separados por aquel previa conformidad de las Cámaras.

Anualmente se dará cuenta a las Cortes de las gestiones realizadas, salvo que la gravedad o urgencia de los hechos aconsejen podrá presentar un Informe extraordinario, dando cuenta de las quejas presentadas y liquidación del presupuesto de la institución.