27 de diciembre de 2016

EL GOBIERNO

El Gobierno se regula en el Título IV de la Constitución y en la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno.

El artículo 97 de la Constitución se configura como el precepto clave en la determinación de la posición constitucional del mismo.
Dicho artículo señala que "el Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las leyes".

La Constitución indica que "el Gobierno se compone del Presidente, de los Vicepresidentes, en su caso, de los Ministros y de los demás miembros que establezca la ley". La ley del Gobierno recoge el mismo precepto, pero sin el inciso final "y de los demás miembros que establezca la ley". Los Secretarios de Estado son órganos superiores de la Administración General del Estado, pero no son parte del Gobierno.

El Presidente del Gobierno es quien dirige la acción de Gobierno y determina las directrices políticas del mismo y cada uno de los Departamentos, pero el principio departamental otorga al titular de cada Departamento una amplia autonomía y responsabilidad en el ámbito de su respectiva gestión.

El articulo 99 de la Constitución regula el nombramiento del Presidente del Gobierno, que se producirá después de cada renovación del Congreso y en los supuestos constitucionalmente previstos:
i) El Rey se reunirá con los representantes de los Grupos políticos con representación parlamentaria y propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno a través del Presidente del Congreso.
ii) El candidato expondrá en el Congreso su programa político y solicitará la confianza de la Cámara.
iii.a) Si el candidato obtiene mayoría absoluta en la primera votación, o mayoría simple en la segunda (que se celebra cuarenta y ocho horas después de primer intento), el Rey nombrará al candidato Presidente del Gobierno.
iii.b) Si el candidato no consigue la confianza de la Cámara en ninguna de las votaciones, se tramitarán otras propuestas conforme al procedimiento anterior. Si en dos meses desde la primera votación ningún candidato obtiene la confianza de la Cámara, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

Nombrado el Presidente del Gobierno, este propondrá a los demás miembros del Gobierno para que sean nombrados por el Rey.

Los miembros del Gobierno se reúne de forma colegiada en Consejo de Ministros. Sus deliberaciones son secretas y pueden acudir los Secretarios de Estado y excepcionalmente otros altos cargos, cuando sean convocados para ello. Entre otras funciones: aprueban los proyectos de ley, Reales Decretos-Leyes y Reales Decretos Legislativos; declaran los estados de alarma y excepción y proponen al Congreso la declaración del estado de sitio; crean, modifican y suprimen los órganos directivos de los Departamentos Ministeriales, etc.

Los miembros del Gobierno también se reúnen en Comisiones Delegadas del Gobierno, para examinar cuestiones de carácter general que tengan relación con varios de los Departamentos Ministeriales que integren la Comisión, resolver cuestiones que afecten a varios Ministerios, etc. Sus deliberaciones serán secretas.

El Gobierno cesa tras la celebración de elecciones generales, en los casos de pérdida de la confianza parlamentaria previstos en la Constitución, o por dimisión o fallecimiento de su Presidente. El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno, con las limitaciones establecidas en esta Ley, limitando su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvo casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general cuya acreditación expresa así lo justifique, cualesquiera otras medidas.

El Presidente del Gobierno en funciones no podrá ejercer las siguientes facultades: a) Proponer al Rey la disolución de alguna de las Cámaras, o de las Cortes Generales; b) Plantear la cuestión de confianza; c) Proponer al Rey la convocatoria de un referéndum consultivo.

El Gobierno en funciones no podrá ejercer las siguientes facultades: a) Aprobar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado; Presentar proyectos de ley al Congreso de los Diputados o, en su caso, al Senado.