8 de diciembre de 2016

LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978: ESTRUCTURA Y CONTENIDO.

La Constitución Española de 1978 es aprobada por Congreso y Senado, en sesiones diferentes, el 31 de octubre de 1978. Posteriormente, es ratificada por el pueblo español el 6 de diciembre. Sancionada y promulgada por el Rey el 27 de diciembre, entra en vigor el día de su publicación el 29 de diciembre.

La Constitución consta de: Preámbulo; i) Título Preliminar; ii) Título I. De los derechos y deberes fundamentales: a) Capítulo I. De los españoles y extranjeros. b) Capítulo II. Derechos y libertades. Sección 1ª. De los derechos fundamentales y libertades públicas. Sección 2ª. De los derechos y deberes de los ciudadanos. c) Capítulo III. De los principios rectores de la política social y económica. d) Capítulo IV. De las garantías de las libertades y derechos fundamentales. e) Capítulo V. De la suspensión de los derechos y libertades; iii) Titulo II. De la Corona; iv) Título III. De las Cortes Generales: a) Capítulo I. De las Cámaras. b) Capítulo II. De la elaboración de las leyes. c) Capítulo III. De los Tratados Internacionales; v) Título IV. Del Gobierno y de la Administración; vi) Título V. De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales; vii) Título VI. Del Poder Judicial; viii) Título VII. Economía y Hacienda; ix) Título VIII. De la Organización Territorial del Estado: a) Capítulo I. Principios generales. b) Capítulo II. De la Administracion Local. c) Capítulo III. De las Comunidades Autónomas; x) Título IX. Del Tribunal Constitucional; xi) Título X. De la Reforma Constitucional; xii) Cuatro Disposiciones Adicionales; xiii) Nueve Disposiciones Transitorias; xiv) Una Disposición Derogatoria; xv) Una Disposición Final.

La Constitución consta de una parte dogmática relativa a principios constitucionales y derechos fundamentales, y una parte dogmática relativa a la organización territorial y sus instituciones.

La parte dogmática se recoge en el Título Preliminar y el Título I.
En el Título Preliminar se recoge la constitución de España como Estado social y democrático de Derecho, la soberanía nacional, la forma política del Estado, la unidad del Estado y el derecho a la autonomía, los partidos políticos como instrumento de participación política, la supremacía de la Constitución o la garantías jurídicas como el principio de legalidad, la jerarquía normativa o la seguridad jurídica.
El Título I recoge un catálogo de derechos y libertades, principios rectores de la política social y económica, así como los instrumentos para garantizar el ejercicio de estos derechos y casos en que procede su suspensión, sea individual o colectiva.

La parte orgánica se recoge en los Título II a X, donde se regulan los poderes del Estado y la organización territorial.