2 de marzo de 2017

EL CONSEJO EUROPEO

El Consejo Europeo está compuesto por los Jefes de Estado o de Gobierno de los Estados miembros, así como por su Presidente y por el Presidente de la Comisión. Participará en sus trabajos el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Define la orientación y las prioridades en las políticas generales de la Unión Europea. Fue creado como un órgano informal en 1974, pero no adquirió estatus oficial hasta 1992 y no se convirtió en una institución oficial de la Unión Europea hasta 2009.

No hay que confundir el Consejo Europeo con el Consejo de Europa, que es una organización internacional compuesta por 47 Estados europeos constituida por el Tratado de Londres de 5 de mayo de 1949 y cuyo objetivo es la defensa y protección de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos. Tiene su sede en Estrasburgo y su órgano más conocido es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Tampoco hay que confundirlo con el Consejo de Ministros de la Unión Europea, institución de la Unión Europea en la que se encuentran representados los Estados Miembros a través de representantes con rango ministerial.

El Consejo Europeo dará a la Unión los impulsos necesarios para su desarrollo, definirá sus orientaciones y prioridades políticas generales, y no ejercerá función legislativa alguna. Excepto que en los Tratados se disponga otra cosa, se pronunciarán por consenso.

El Consejo Europeo elegirá a su Presidente por mayoría cualificada para un mandato de dos años y medio, que podrá renovarse una sola vez. No podrá ejercer mandato nacional alguno, y asumirá, en su rango y condición, la representación exterior de la Unión en los asuntos de política exterior y de seguridad común, sin perjuicio de las atribuciones del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.