21 de julio de 2017

EFICACIA DEL ACTO ADMINISTRATIVO


Con carácter general, los actos administrativos se presumen validos y producen efectos desde la fecha en que se dicten, salvo que en ellos se disponga otra cosa o su eficacia quede supeditada a la aprobación del acto por un superior o a la notificación o publicación del mismo.

La notificación al interesado cuyos derechos e intereses se vean afectados por la resoluciones o actos administrativos deberá cursarse en el plazo de diez días y deberá contener el texto de la resolución, indicando si pone o no fin a la vía administrativa, los recursos que pueden interponerse contra la resolución o acto notificado indicando ante que órgano debe presentarse y en que plazo. La notificación será valida siempre que se acredite su envío, acreditación que se incorporará al expediente administrativo.

Potestativamente y mediante reglamento, las Administraciones podrán establecer la obligación de practicar las notificaciones de determinados procedimientos mediante medios electrónicos y para ciertos colectivos. Sin embargo, se establecen excepciones. En ningún caso se efectuarán por medios electrónicos las siguientes notificaciones: a) Aquellas en las que el acto a notificar vaya acompañado de elementos que no sean susceptibles de conversión en formato electrónico. b) Las que contengan medios de pago a favor de los obligados.

En los procedimientos iniciados a instancia de interesado, las notificaciones se llevarán a cabo por el medio señalado por el interesado en el escrito de iniciación del procedimiento administrativo, salvo que haya obligación de relacionarse mediante medios electrónicos con la Administración.

En caso de que el interesado rechace la notificación, se hará constar en el expediente, teniéndose por efectuado el trámite y continuará el procedimiento.

Cuando el interesado fuera notificado por distintos cauces, se tomará como fecha de notificación la realizada en primer lugar.

Si la notificación se practica en el domicilio del interesado y este no se encuentra en el mismo, podrá hacerse cargo de la notificación cualquier persona mayor de catorce años que se halle en el domicilio y acredite su identidad. Si nadie se hiciera cargo de la notificación, se hará constar en el expediente, intentándose una nueva notificación a una hora distinta dentro de los tres siguientes días. Si no fuese posible notificar en un segundo intento, o en cualquier procedimiento la notificación fuese infructuosa, la notificación se hará mediante anuncio en el Boletín Oficial del Estado.

Los actos administrativos serán objeto de publicación cuando así lo establezcan las normas reguladoras de cada procedimiento o cuando lo aconsejen razones de interés público apreciadas por el órgano competente.